Por Juan Ordóñez

deseando

 (1/4), (2/4)

Entonces, ¿Cómo se crea la realidad? Hay muchas teorías que nos hablan de cómo puede crearse la realidad y en lo particular me guío por la siguiente: El “propósito” de la vida es aprender a crear la realidad a través de nuestros pensamientos y emociones. Estamos para actuar no para que actúen sobre nosotros. Estamos para aprender a ser creadores activos de la vida y no “víctimas de las circunstancias”, recuerda, todo lo que piensas, lo quieras o no, se manifiesta frente a ti, y eres responsable de esas manifestaciones.

Hay leyes en el universo que debemos tener en consideración, porque, nos guste o no, se cumplen. Una de ellas, es la ya famosa y muy de moda “Ley de la atracción”, que realmente no existe como ley universal sino como el conjunto de varias de ellas.

Aunque no te hayas dado cuenta de que estas leyes se aplican a tu vida y a la de cualquier otra persona en el mundo, existen y son impersonales e imparciales, lo que significa que funcionan lo quieras o no. No importa que no las conozcas y/o entiendas.

Todo lo que experimentas en la vida es atraído, invitado o creado por ti, y aquí cabe hacer una aclaración pues es un hecho que se mal interpretó la parte de la atracción, ya que se tomó literalmente y eso significaría que te podrías sentar en la sala de tu casa, hacer tu petición con mucha Fe y tu petición llegaría ahí. Desgraciadamente sabemos que no sucede de esa forma y nunca va a suceder así, al menos aquí en tercera dimensión. Pero no te desanimes, recuerda que te dije que es una mala interpretación en lo de atracción, y como decía aquél, “lo que se quiso decir es…”, que no viene a mí, yo voy a encontrarme con lo que quiero, que nosotros tenemos que caminar hacia el futuro, tomar acción, hacernos responsables.

Hago la aclaración de que no es mi intención acusar a nadie de que las cosas negativas que crea sean generadas a propósito, pero esto no cambia el hecho de que tú seas el invitador, atractor y/o creador de ello, pues en algún momento de tu vida lo pensaste y le diste fuerza emocional.

Es importante destacar que eres un creador, de hecho, no tienes opción en tu proceso creador pues se lleva a cabo lo registres conscientemente o no. De lo que sí tienes opción es de lo que vas a crear.

Uno de los beneficios de entender las bases de la física cuántica es, finalmente, entender que tus pensamientos, ideas y creencias, así como las emociones involucradas, controlan los resultados en tu vida.

La física cuántica es el estudio de los bloques constructores del universo. Usemos nuestro cuerpo como ejemplo. Tu cuerpo está hecho de células, estas células están hechas de moléculas, que a su vez están hechas de átomos, que a su vez están hechas de partículas subatómicas como los electrones. El estudio de la física cuántica ha probado que todo está hecho de grandes grupos de partículas subatómicas. Estas partículas son paquetes de energía llamados, la mayoría de las veces “cuantos” (quanta). Todo en el universo, entonces, está hecho de energía, y estos paquetes de energía, se comportan de manera sorprendente.

La única diferencia entre tú y las cosas alrededor tuyo, es la forma en que estas partículas se agrupan. La razón de que cobren cualquier forma es debido a los pensamientos colectivos e individuales. El espíritu y la mente moldean la energía para darle forma física. Esta energía existe como olas que se esparcen a través de tiempo y espacio, sin embargo, y aquí hay una clave, sólo cuando ejercito mi poder de observación, estás olas se presentan como una partícula fija en tiempo y espacio. La simple observación las hace “físicas” fijándolas en mi realidad, pero al dejar de observar, se convierten nuevamente en probabilidades.

Si tu piensas que no puedes crear lo que quieres en tu vida, considera esto, la física cuántica ha probado que nuestra mente no tiene límites. Lo que quiere decir que no tienes la menor idea del poder que está dentro de ti.

Nuestras vidas han sido acerca de enfocar nuestros pensamientos para experimentar aspectos de nosotros que siempre hemos tenido, en un universo que tiene todo lo que puedo desear, aún las cosas que creo no existen.

Todo lo que se necesita es querer algo y enfocar nuestra “intención”, (recuerda esta palabra porque se va a volver fundamental en tu vida) en obtenerlo, sabiendo que eso que quiero ya existe y que el universo hará los arreglos necesarios para que aparezca en mi vida, entonces ¿no sería sorprendente manifestar lo que queramos y, como bono, participar del despertar de consciencia que está ocurriendo en el planeta en estos momentos?

Estés consciente o no del incremento de sabiduría y consciencia actual, sólo piensa lo que significaría para tu vida el conectarte con esa red invisible de información que posee el potencial para otorgarte lo que desees.

Esta red invisible responde a las imágenes holográficas que se generan en tu mente. Elige formar parte de la recreación del planeta y la vida misma, al mismo tiempo que obtienes lo que quieres.

Todos queremos experimentar la satisfacción de crear con gozo y de manera consciente nuestra propia realidad. Te guste o no, obtienes aquello en lo que piensas y le das fuerza emocional, ya sea positiva o negativa. Naciste con el conocimiento innato de que eres el creador de tu propia realidad. Entonces ¿Por qué te tardas tanto tiempo en conseguir lo que deseas? El motivo es que te mantienes en un patrón vibratorio (emocional) que no coincide con la vibración de tus deseos.

Aquello a lo que prestas atención hace que emitas una vibración, y las vibraciones que ofreces equivalen a lo que pides, lo cual equivale a tu punto de atracción. Es decir, si tus pensamientos son positivos pero tu emoción es negativa, obtendrás las cosas que no quieres, pero si tus pensamientos son positivos y tu emoción es positiva, tu experiencia vital reflejará esas cosas. (Continúa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *