Por Juan Ordóñez

En situaciones en que las tragedias afectan a su familia de modo personal o llegan a su hogar por la prensa y/o la televisión, tú puedes ayudar a tus niños a controlar la ansiedad que esto puede causar.

Anima a los niños a hacer preguntas. Escucha lo que dicen. Da a los pequeños consuelo y confianza para miedos específicos. Está bien admitir que no puedes responder a todas sus preguntas.

Habla a su nivel. Comunícate con tus hijos de una forma que puedan entender. No les des explicaciones técnicas ni complicadas.

Encuentra lo que les da miedo. Anima a los niños a hablar de otros miedos que puedan tener. Los niños se pueden preocupar de que alguien les haga daño en la escuela o que alguien intente hacerte daño.

Acentúa lo positivo. Insiste en que la mayor parte de la gente es amable y cariñosa. Recuerda a tu hijo las acciones heróicas de gente común y corriente realizadas para ayudar a otros.

Pon atención. Los juegos y dibujos de los niños pueden darte información sobre sus preguntas y preocupaciones. Pídeles que te digan lo que está pasando en el juego o en el dibujo. Aprovecha la ocasión para aclarar cualquier malentendido, responder a preguntas y darles confianza.

Traza un plan. Ten un plan de emergencias para la familia, como por ejemplo un lugar de encuentro donde todos deben reunirse si algo inesperado ocurre en casa o en tu vecindario. Esto puede ayudarte a ti y a tus hijos a sentirse más seguros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *